Trucos para ser una experta en manicura: parte II

Para obtener unos resultados óptimos, es importante seguir, casi al pie de la letra, todos y cada uno de los consejos que aquí os voy a dar. Puede pareceros un tanto exagerado pero os aseguro que una vez equipadas con lo necesario y unas cuantas manicuras de práctica nunca os arrepentiréis de haberlo intentado. Así que ¡allá vamos!• Asegúrate de que tus uñas están limpias y secas antes de aplicar la capa de base. Si dejas algún residuo en la uña, crema o aceite por ejemplo, esto dificultará la adhesión del esmalte de base y por consiguiente la duración del esmalte no será la óptima. Puedes utilizar los Nail Pads de Essie, súper absorbentes y que no dejan pelusilla en las uñas, para quitar el antiguo esmalte y preparar las uñas. Los puedes empapar en la loción Nail Cleanser, que contiene esencias de eucaliptus y otras propiedades antisépticas.

• Aplica siempre una capa de esmalte base, dos capas de color y una capa de esmalte de acabado o top coat. La capa de base permite, no solo que el esmalte adhiera mejor y por tanto dure más, sino que también proteges tus uñas de los pigmentos de los esmaltes para que no amarilleen ni se deshidraten. Escoge la base que más se adecue a las necesidades de tus uñas. Essie te ofrece 3 tipos de bases diferentes: paras uñas blandas y frágiles, secas y quebradizas o sanas y normales . Si notas que los esmaltes no te aguantan nada, prueba las base de Essie First basecoat, que cumple la función de base adhesiva.

• Con colores claros, una base tipo Essie Fill de gap o Ridge filling seguida de una capa fina de tu color favorito. Estas bases servirán a homogeneizar tu base de uña para que el esmalte luzca liso y su color sin marcas.

• Cuando aplicas el color, siempre en capa fina. Empieza con una primera aplicación desde el centro de la uña, en la base de la cutícula hacia el borde. Luego una segunda y tercera aplicación a ambos lados. Deja secar y repite la operación.

• No te olvides de dejar siempre secar al menos 2 minutos cada capa de esmalte inclusive la capa base. Dejando secar cada capa, conseguirás que el esmalte te dure más porque evitarás que se astille o levante.

• Aplica siempre un top coat o capa de protección después de las dos capas de color. El top coat hará que tu color brille más y sea más bonito al mismo tiempo que alargará la duración. Mi preferido, Shine-e, que puedes aplicar además cada dos días para mantener el brillo de tu esmalte y alargar la duración del mismo.

• Y si tienes prisa o te esmaltas los pies puedes acelerar el secado con el Good to Go! o las gotas de secado Quick-e, que secan el esmalte desde la base hasta la última capa en minutos.

• Y si lo tuyo no es la precisión y te sales con el esmalte puedes corregirlo de manera muy fácil con el lápiz corrector de esmalte. A mi me parece uno de los mejores inventos para simplificar la aplicación del esmalte y que te quede perfecto.

• Intenta mantener las manos alejadas del agua tanto como puedas y evita utilizar tus uñas como herramientas de bricolaje si quieres evitar percances.

Pues con estos consejos y materiales de primera gama ya no podréis quejáros más de no tener unas uñas bonitas. Y si no sois de las que amañan con lo de la manicura no os queda otra que buscar un salón de uñas que os proponga productos de primera linea, como Essie, y dejáros mimar.

×

Los comentarios están cerrados.