Puede que nunca habréis escuchado hablar de ellos…o pude que sí ya que están cada vez más presentes entre los ingredientes que componen algunos de los cosméticos que podemos utilizar. Los ácidos alfa hidróxidos o AHA, como se les conoce en inglés (abreviatura de alpha hiroxid acids) son verdaderos potenciadores de belleza.

Pero… ¿qué son los ácidos alfa?

Los ácidos alfa hidróxidos están presentes en las frutas, el azúcar y la leche. Cada uno de estos tipos de alimentos crea un tipo, por asi decirlo, de ácidos alfa hidróxido. Así el creado a partir del azúcar de caña es el conocido por ácido glicólico, el creado a partir de la leche es el ácido láctico…

A la hora de ecojer el tipo de ácido alfa hidróxido es importante saber cómo funciona, de qué tipo se trata y qué finalidad buscamos.  No es lo mismo una utilización facial que para las cutículas, por ejemplo. Algunas formulaciones son mucho más potentes que otras y pueden ser demasiado fuertes para la cutícula. El acido glicólico es uno de los más agresivos, es decir, que va a actuar mucho mas rapido, pero más rápido no significa que sea más eficaz. 

¿De qué manera funcionan?

Este tipo de ácidos funcionan acelerando la separación entre las células muertas y las vivas de la piel. Cuando esto sucede, las células muertas que se encuentran en la superficie desaparecen mediante exfoliación y permiten a las nuevas lucir una piel fresca luminosa y joven.

Los productos para el cuidado de las cutículas que contienen este tipo de ácidos han sido creados especialmente para esta área, ya que las características de nuestros dedos son completamente diferentes a las de otras partes de nuestro cuerpo. La mayoría de ellos son diseñados para actuar específicamente sobre la área de la matríz y de la cutícula. Un buen producto con AHA, suavizará las cutículas acelarando el proceso de renovación celular pero sin dañar la matriz ni la uña. El “pero” puede aparecer cuando ciertos productos contienen una formulación demasiado rica en ácido láctico o glicólico, pudendo producir que las uñas se pelen o  se dañe la cutícula.

¿Cómo puede saber si elijo el producto correcto?

Muchos de los productos que contienen ácidos alfa hidróxidos, indican en qué porcentaje y de qué tipo. Esto puede parecer un buen método pero no hay que fiarse a la regla de que cuanto mayor sea este procentaje mayor será también su eficacia. La acción del producto viene determinada por la diferente proporcion de AHA’s y los diversos ingredientes incorporados en la fórmula final. Por ejemplo, un producto que contenga 7% de ácido glicólico y 3% de ácido láctico será más agresivo que uno que contenga 3% de ácido glicólico y 7% de ácido láctico. Sin embargo, estos ácidos pueden  quedar neutralizados por otros ingredientes de manera a que podamos aplicarlos tan a menudo como necesitemos sin tener efectos desagradables o indeseados para nuestras uñas y cutículas.

El mejor consejo, será siempre el consejo de un profesional cualificado que sepa diagnosticar el eventual problema y guiaros hacia la mejor solución, de producto y/o de servicio complementario. De lo que sí no me cabe duda es que os atajará muchas lecturas de letra pequeña de ingredientes con nombres tan desconocidos como difíciles de descifrar.

Fotos: Infotravel, Leboutdesongles, Thewestinmumbai, Ocskin,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *