Vamos a tratar el tema de las manicuras anti edad. Para que nuestras manos luzcan bellas y cuidadas no siempre es suficiente aplicar un esmalte, sino que a veces, es necesario aportarles un tratamiento de fondo para proporcionarles luminosidad y tratar las imperfecciones que podemos ir notando con el paso del tiempo como son las manchas, opacidad, sequedad, arrugas, venas sobresalientes…

Generalmente, en este tipo de tratamientos intervienen productos que contienen AHA (ácidos alfa hidróxidos), retinol, …etc. Seguramente ya habréis escuchado o visto en algún sitio estas iniciales porque se utilizan también en otros tratamientos de belleza, sobretodo para el rostro.

Los AHA son agentes exfoliadores. Ayudan a eliminar las células muertas y contribuyen  de esta forma a regenerar la piel. Mejoran su condición porque están compuestos de moléculas muy pequeñas que penetran desde las capas superiores hasta alcanzar las capas más profundas de la piel. Los AHA disuelven las sustancias que unen las células muertas de manera a eliminarlas. De esta forma, las nuevas capas de piel que aparecen son más brillantes y uniformes y por consiguiente la piel se ve luminosa y radiante.

Hay cientos de ácidos alfa hidróxidos. El más común y presente en muchas cremas para la cara es el ácido Glicólico. No todo ácido Glicólico es procedente de la caña de azúcar, en la mayoría de los casos es sintetizado en los laboratorios. Los AHA procedentes de productos naturales son mejores para la piel porque no la irritan.

Podéis encontrar este tipo de tratamientos en vuestro salón de manicura especializado y también potenciarlo y mantenerlo en casa con la ayuda de cremas y mascarillas con AHA. Y como siempre, si queréis obtener un resultado óptimo, debéis utilizarlas con regularidad y perseverancia en función de vuestras necesidades. Eso si; os aconsejo utilizar en épocas estivales cremas para manos con protección solar para evitar que las manchas se instalen de nuevo.

El hecho de llevar siempre las uñas esmaltadas es, evidentemente, un detalle que hará que parezcan más cuidadas y jóvenes. Para ello, la elección del color es sumamente importante. Los rojos con componente azul y los nudes demasiado luminosos pondrán en evidencia las venas y las manchas de las manos, es por ello aconsejable elegir los rojos neutros y los rosas pastel que son más favorecedores.

El uso de un top coat extra brillante hace que las uñas luzcan también más saludables. En este caso os aconsejo utilizar el Let it Shine, de Essie. También podéis “refrescar” el color del esmalte aplicando una capa de Let It shine al cabo de 2-3 días, vuestro color estará siempre brillante y durará mucho más.

Porque las manos hablan de nosotros y también de nuestra edad… si no queremos que nos delaten, se merecen ser tratadas con el mismo mimo con el que tratamos nuestro rostro y cuello. Y hoy en día, soluciones no nos faltan, ¿a qué esperáis entonces?

Fotos:  Shapiro, Les beautés testent, Euma, Hdwallpapers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *