El look de entretiempo: gabardina y manicura impecable

 

La gabardina es una prenda imprescindible para la primavera con su clima variable. En essie queremos proponerte una serie de looks basados en diferentes modelos de gabardina combinados con los mejores esmaltes para tus uñas, para que la manicura luzca ideal.

¡¡Bienvenidas a la primavera! Esa estación en el que no sabes si ponerte sandalias o botas de agua, vestido de tirantes o jersey de cuello alto, gorro de lana o bandana de flores… la indefinición climática define la temporada de entretiempo. Por eso, hay prendas que te solucionan la vida, además de darte un estilo ideal. Es el caso de las gabardinas, un clásico primaveral (y otoñal) que se renueva cada año con modelos y colores diferentes, y que hemos combinado con esmaltes essie para crear looks que te enamorarán.

Todas estamos de acuerdo de que los meses de primavera es difícil no volverse loca a la hora de elegir que ponerse. Aunque tengamos el armario lleno, no vemos nada que se adapte al cambio de clima que se da en un mismo día. Y es que puede amanecer nublado, despejarse a mediodía hasta el punto de querer darte un chapuzón en la piscina, tener tormenta vespertina y un atardecer divino para estar en una terracita tomando un coctel… ¿Qué usar en estas circunstancias? Pues nada mejor que una gabardina.

Las gabardinas no pasan de moda, y siempre aportan a tu outfit un toque de sofisticación. Hemos recopilado, con la ayuda de Vogue algunas de las que puedes encontrar en las tiendas y las hemos emparejado con esmaltes essie para que tu manicura complete el halo de glamour primaveral que necesitas para lucir impecable.

GABARDINAS1

Detectives de novela, héroes de película en blanco y negro, Ingrid Bergman y Humpfrey Bogart en Casablanca… las referencias que tenemos asociadas a la clásica gabardina en color camel, arena o garbanzo no pueden ser más glamurosas. Grandes solapas, botones nacarados y cinturón ancho bien ceñido son las señas de identidad comunes. Combinamos estos modelos con ‘over the knee‘, un esmalte de la colección permanente de essie, un híbrido entre el marrón chocolate y el granate más brillante. Perfecto para atraer las miradas sin perder ni un ápice de elegancia. El modelo más original de esta propuesta es el de la izquierda, con sus flores bordadas en azul, de Erdem. Siguiendo hacia la derecha, la más clásica es de Balenciaga. De inspiración militar, en intenso color camel, la siguiente es de Elisabetta Franchi. Y, por último, con el forro interior a cuadros asomando en las solapas y cinturón sin hebilla es el modelo de Isa Arfen.

GABARDINAS2

Cambiamos totalmente de color y nos venimos al negro, que combinamos con un llamativo carmesí, ‘beauty marker’, un esmalte de la colección ‘gel couture’ de essie, de larga duración y acabado efecto gel. La gabardina que proponemos a la izquierda es un modelo de Claudie Pierlot con cuadros vichy y cinturón de lazada. El trench extralargo, entalladísimo y negro brillante es de Victoria Beckham.

GABARDINAS3

Verde y rosa, pura floración primaveral, la de esta propuesta de gabardinas que combinar con uno de los tonos icónicos de essie, ‘vanity fairest‘, un esmalte en rosa pálido de la gama clásica ideal para las manicuras francesas. La verde khaki es de algodón suave, menos rígida que otras opciones con fruncido a los puños, la firma Mango. La gabardina rosa es digna de la Pink Panther, con botones y hebilla de nacar, y es de Massimo Dutti.

GABARDINAS4

Un frío azul grisáceo, elegantísimo, tímido a la par que transgresor es el común denominador de estos dos modelos de gabardina: el de la izquierda es blanco, largo, recto con hebilla metálica y suelta, y corte de inspiración 90′s, de Acme y el de la derecha, ligerísimos, a rayas en tenues celestes es de Bimba y Lola. El esmalte que hemos seleccionando no puede ser más adecuado, estiloso y excesivo, de ‘gel couture’, acabado efecto gel, ‘style in excess‘.

Si no al menos un par de gabardinas en tu armario, corre a por una… será imprescincible para ti esta primavera, el próximo otoño y probablemente el de los años que siguen. Nada más elegante y efectivo que una gabardina combinada con una manicura impoluta con alguno de los tonos essie que te sugerimos. ¿Con cuál te quedas?

Deja tu comentario