Seguro que seréis muchas las que habréis experimentado este fastidioso problema. Os habéis preparado minuciosamente la pedicura para las vacaciones, la playa, las salidas de verano…y de pronto...¡catástrofe! el color de vuestro preciado esmalte se ha vuelto descolorido, sin brillo y feo. ¿por qué a mi?, ¿qué es lo que ha pasado? y… ¿qué puedo hacer?

Pues si, esta mala sorpresa suele pasar con más frecuencia de la que no imaginamos. Los potentes rayos del sol, el cloro de las piscinas….hacen que el color del esmalte se deteriore y se vaya apagando, aclarando y perdiendo color y brillo.

¿Qué hacer? Afortunadamente, hoy en día existen soluciones para evitar esto e ir prevenidas para que no os vuelva a ocurrir. No tenéis más que pedir en vuestro salón de manicura preferido que os pongan un top coat para proteger el color de vuestro esmalte de los rayos UVA-B. Essie propone en su gama profesional, que podéis también encontrar a la venta en salones especializados, su Sun-e.

Así que ya no podréis decir que no lo sabíais o que no os habían avisado…

 

Fotos: Bizou, Niimdinstitute, Lenaliv,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *