Se trata de otro de los must-have de nuestro armario de esmaltes. Uno de los tonos que no pasa de moda y que nos acompañará sin desentonar en cualquier situación, con cualquier tipo de etiqueta. Los nudes son intemporales, pero, ¿sabemos cual es el tono que mejor se adapta a nuestra piel? Para no cometer impares, he aquí algunos consejos que os pueden ser de gran ayuda.

Naked Truth – Nude Beach – Mademoiselle

Esencialmente se trata de conocer nuestro tono de piel y elegir el nude que mejor le va. La clave está en reconocer la tonalidad de fondo que se esconde en cada nude: rosa, beige, camel…  

Para las pieles que tienden a oliva, optaremos por tonos calientes, como el Brooch the Subject, de Essie.

Y los nudes con una pizca de rosa, para las pieles claras, como el Topless and Barefoot, de Essie.

 Sand Tropez – Topless and Barefoot

Lo ideal para las pieles osucuras son los nude con tendencia camel, como el Sand Tropez.

Con estas indicaciones espero haberos ayudado para que la próxima vez que estéis frente a un nude, sepáis perfectamente cual es el vuestro. De esta manera no solo luciréis vuestras uñas sino que resaltaréis el tono de las mismas y la belleza de vuestras manos.

 

 

Fotos : Pinterest,  Greeneyespinknails, Pinterest, Essie

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *