Abrigos largos, sobredosis de color

Ni cazadora, ni trenka, ni chaquetones, ni tres cuartos… esta temporada lo que se llevan son los abrigos largos, que protegen del frío de la cabeza (si llevan capucha) a los pies, o como mínimo a las pantorrillas. El negro y el gris son los tonos habituales del invierno y es cierto que nunca pasan de moda, pero este año os queremos sorprender con algunas de las propuestas más coloridas de las pasarelas, muy essie.

La primera propuesta está inspirada en los colores del bosque, tierra, madera, frutos secos… los marrones más cálidos se dan cita en essie, y aquí os resaltamos dos tonos y dos modelos de abrigo. El primero, tipo cárdigan, de Mango, combina los tonos arena más ‘sand tropez‘ con los marrones más avellana, en un jaspeado de lo más favorecedor. El segundo, es apuesta de Etro, más transgresora, arcilla y chocolate formando cuadros con las solapas en contraste, aunque no sea para llevar “por encima de la rodilla”, el ‘over de knee‘ de essie le va que ni pintado.

 

Abrigos largos, sobredosis de color

Ningún color es capaz de subir el ánimo como el rojo, y ningún rojo como ‘lacquered up‘ de essie, un carmesí icónico. El abrigo de la izquierda es de Maje un derroche de color para los días de invierno, y el de la derecha es de Topshop, con cuadros escoceses y entallado a la cintura.

lunes-blog-02

Para ver la vida de color de rosa, solo hace falta ponerle un poco de ganas e ilusión. Un buen abrigo nos puede ayudar en nuestro empeño optimista. Con el primero, el de la izquierda, es de Lanvin de lana pura y tejido irregular pero muy gustoso al tacto, de un rosado pastel tan ideal como ‘limo scene‘. El abrigo de la derecha es más contundente, un rosa sin paliativos con solapas extra grandes, de Marni, que invita a unas vacaciones o a hacer globos de chicle, al más puro estilo ‘need a vacation‘.

Deja tu comentario