La forma de tus uñas a juego con tu diamante

El primer paso en el camino hacia una boda perfecta es el anillo de compromiso. Y el diamante es el rey en esta materia. En essie lo tenemos muy claro. Por eso, le vamos a dar la importancia que se merece. Y es que tu diamante brillará más si está bien enmarcado, en unas manos cuidadas, con una preciosa manicura  y la forma de tus uñas más adecuada.

Rita Remark, manicurista oficial de essie y Global Lead Educator, ha preparado los mejores consejos a la hora de seleccionar la forma de tu uña, y lo hace en función de la forma de tu sortija de compromiso… porque, como decía Marilyn, los diamantes son los mejores amigos de una chica y nada mejor que recibirlos con una manicura preparada a propósito.

 

 

Una de las formas de uña más habituales. Moderna, cosmopolita, práctica y cómoda. Es la elegida por la manicurista oficial de essie para combinar con dos de los cortes de diamante más habituales: el redondo y el cojín.

REDONDO: es importante que la forma de nuestra uña no distraiga o reste protagonismo al encanto y femineidad del corte redondo de nuestro diamante. Por eso recomendamos la forma cuadrada.

COJÍN: el diamante en corte de cojín es lo más parecido a un cuadrado redondo, por eso nos inclinamos por la uña en forma cuadrada que no genere estridencias en la combinación.

 

Junto con la cuadrada, la ovalada es la forma de uña más discreta, la más clásica, por eso nuestra experta en uñas la ha elegido como favorita para combinarla con los diamantes más grandes y llamativos.

ESMERALDA: un corte clásico, muy literario, casi teatral con su rotunda forma cuadrada funciona a la perfección con la discreta forma ovalada.

PERA:  lo más singular de este corte es la cúspide puntiaguda que da carácter a la forma de pera de nuestro diamante. Pues bien, es preferible ignorarla y copiar en cambio la base curvilínea para que nos sirva de reflejo perfecto de nuestra uña ovalada.

ASSCHER: este corte de diamante lo agranda y lo hace muy atractivo a las miradas, por eso, para Rita Remark lo mejor es elegir la forma de uña más discreta, la ovalada en su versión más corta.

 

En otro orden, tenemos ahora dos formas de uña completamente dispares e híbridas: la pico recta o coffin, es la más transgresora, y la recta oval la que pasa más desapercibida, corta, recta, casi a ras del dedo… La combinación con las sortijas es por contraste, como no podía ser de otra manera.

OVAL: para añadir algún límite al curvilíneo y simétrico corte oval de nuestro diamante, la recomendación de nuestra experta es probar con la dramática e innovadora forma coffin en nuestras uñas.

MARQUISE: alargado y con final en pico, con este corte de diamante tus dedos parecerán más largos de lo que son, por lo que conviene elegir la forma de uña más achatada, rectílinea y con puntas redondeadas, recta y oval al mismo tiempo.

 

La forma de uña más tradicional, para las sortijas más románticas. La forma de uña en almendra estiliza los dedos y los alarga, por eso los diamantes elegidos son más pequeños y súper femeninos.

PRINCESA:  para mejorar más aún el romanticismo del corte princesa de tu diamante la mejor elección es la forma de almendra en nuestras uñas.

CORAZÓN: amoroso, romántico por antonomasia y súper dulce, el diamante con  corte en corazón es el ideal para llevar con las uñas en forma de almendra.

Ahora que ya sabemos que forma de uña lucir con nuestro anillo de pedida, solo nos queda aplicar la base de essie más adecuada a nuestras necesidades, el color de esmalte que más nos guste y el top coat con el que brillar más aún que el diamante… pero eso ya os lo contaremos en otra ocasión.

2 Responses to “La forma de tus uñas a juego con tu diamante”

  1. Mariela

    Buenísimo gracias por la información hay algunas cosas que ignoraba pequeñas claro, pero las ignoraba , muchas gracias por todas las recomendaciones , un Saludo desde Perú.

  2. essie

    ¡Muchísimas gracias a ti por tus palabras desde tan lejos! Un abrazo lleno de color y de cariño.

Deja tu comentario