Trucos para limar adecuadamente tus uñas

Las uñas crecen. A veces a toda velocidad. Y aunque lo más rápido es usar unas tijeras o un cortauñas, esto no siempre es el más indicado. Si tus uñas son más bien gruesas y duras, al cortarlas se pueden partir o descamar. Así que lo mejor es utilizar una lima. Pero…¿qué tipo de lima? Y…¿cómo limamos?

Es importante usar un quitaesmalte antes de nada. El ‘good as gone‘ de essie protege tus uñas con vitamina C retirando bien el esmalte de nuestras uñas. Hay que evitar las limas de metal y las de cartón que tengan un grano demasiado grueso. Lo ideal es una lima de grano fino para rebajar, 180-200 es una buena opción. También es un error limarnos las uñas después del baño o la ducha ya que con la acción del agua éstas se reblandecen, lo cual dificulta el limado.

trucos limar uñas

Otro truco a tener en cuenta es respetar absolutamente es el sentido de limado. Limaremos siempre hacia el centro de la uña, salvo que tengamos que rebajar mucho el largo, en este caso lo podemos hacer en zig-zag para ir más rápido. ¿Y por qué hacia el centro? Lo mejor es que pensemos que la superficie de nuestra uña está compuesta de minúsculas “escamas” concéntricas,  y limar en contra de ese sentido natural puede hacer que las uñas se levanten y que el borde se debilite y se abra.

Después de haber limado nuestras uñas ya podemos humedecerlas, exfoliar nuestras manos con ‘starter srub‘, retirar las cutículas usando ‘apricot oil‘ e hidratar las manos y uñas, con ‘many many mani’ antes de volver a pintarlas con alguno de los maravillosos tonos essie, pero siempre sin olvidarnos de la base. Encontrarás todos nuestros productos a la venta en el apartado de Cuidados essie.

 

Deja tu comentario