Vitaminas al quitar el esmalte

 

Todas tenemos interiorizado lo importante que es desmaquillarse adecuadamente cada noche. Una buena loción desmaquillante, adaptada a cada tipo de piel y que tenga en cuenta la edad y las circunstancias. ¡Las hay hasta específicas para el contorno de ojos! Pues bien, ya va siendo hora de que las uñas ocupen también parte de nuestra mente y que empecemos a preocuparnos por el momento “quitaesmalte“. Elegir el ideal es fácil: good as gone’ de essie.

Si algo caracteriza a los productos essie, además de los espectaculares colores, es su calidad y el alto nivel de cuidado que proporcionan a nuestras uñas. Si seguimos escrupulosamente las recomendaciones de essie para una manicura perfecta, tendremos las uñas y cutículas mucho más saludables que aquellas que no cumplen la regla de los tres pasos. Usar una buena base que se adecue a las necesidades concretas de nuestras uñas es una garantía de cuidado, pero aún así no está de más prestar especial atención a la hora de elegir un quitaesmalte.

Hoy en día, los quitaesmaltes están compuestos esencialmente de solvente, sustancia necesaria para disolver las resinas de los esmaltes. El principal es la acetona, aunque también podemos encontrar el metil acetato o el metil etil acetona. Hace más de una década, han salido al mercado de manera progresiva nuevos quitaesmaltes sin acetona. Lo que ha hecho pensar que la acetona era un producto tóxico… Esto no es cierto, ya que la acetona se produce de forma natural en las plantas y también es un producto resultante de la descomposición de la grasa corporal. La acetona es un ingrediente permitido por el Reglamento Cosmético y no existen pruebas científicas que digan que pueda ser más nociva que otros solventes.

En conclusión, cualquier quita esmalte contiene necesariamente un solvente para poder disolver el esmalte de uñas, si no es la acetona será otro en más o menos proporción en su composición, más o menos eficaz en su función.  Personalmente, si el esmalte es resistente, con muchos pigmentos o purpurina,lo mejor es un quitaesmalte con acetona, y concretamente ‘good as gone’, fórmula con acetona y Vitamina C que elimina todo resto de color, cuidando y revelando unas uñas naturales y brillantes.

La fórmula, enriquecida con vitamina C conocida por sus propiedades antioxidantes e iluminadoras, eliminará el color de tus uñas con suavidad dejándolas limpias y cuidadas. Para un extra de hidratación, nada mejor que ‘apricot oil‘, que, como sabéis, solo tenéis que aplicarlo en el contorno de la uña y masajear. Vuestras uñas y cutículas estarán más hidratadas, nutridas, bonitas y suaves cuanto más lo uséis.

Deja tu comentario