Uñas sanas y fuertes

El problema de unas uñas frágiles o quebradizas es bastante común aunque, por suerte, no demasiado grave. Suele afectar sobre todo a nivel estético y a la hora de realizar tareas habituales, ya que se pueden romper a un nivel que nos produzca dolor. En ocasiones pueden ser manifestación de algún problema de salud, por lo que siempre es bueno consultarlo con un médico para que determine la causa y nos ponga tratamiento. En caso de que la fragilidad se deba al estrés o a determinados traumatismos debidos a acciones que realizamos con las manos, siempre se puede recurrir a un tratamiento de endurecimiento.

La definición de uña frágil o quebradiza es aquella que se rompe con facilidad demasiado habitualmente. Las causas pueden ser múltiples, desde un problema de salud al paso del tiempo o el envejecimiento. Así mismo, en épocas de estrés podemos ser más propensas a sufrir este problema o, si realizamos tareas en las que las manos están muy expuestas, también puede ocurrir que vayamos debilitando la uña con pequeños traumatismos y rozaduras. Por ello es importante que siempre que vayamos a realizar faenas que pueden dañar nuestras manos y uñas, recurramos a los guantes, para proteger en la medida de lo posible esas zonas tan vulnerables. Eso sí, siempre que el interior del guante esté recubierto de tejido  o, en caso de ser de goma, ponerlos sobre otros de algodón. El trabajar con un guante con el interior húmedo por la sudoración es igual o más nocivo que no llevarlo.

 

Es muy importante en estos casos alimentarnos bien. Nuestra salud y fortaleza interior se manifiestan en el exterior y la falta de vitaminas y minerales suele mostrar su cara con la caída del cabello y las uñas débiles. Nuestras uñas están formadas sobre todo de queratina, una proteína que es la responsable de su crecimiento y formación. Además, las vitaminas A,B, C… deben estar presentes en nuestra dieta, así como minerales y aminoácidos. Esto no quiere decir más allá de que tenemos que intentar que nuestra alimentación sea variada y equilibrada, así como beber el líquido suficiente para mantener nuestro cuerpo hidratado, lo que será de gran beneficio para las uñas.

 

Otros consejos básicos: mantener las uñas limpias y cortas, limando los bordes periódicamente. Intentar no sumergir las manos en agua de manera habitual o por mucho tiempo, procurando huir de jabones y productos químicos que puedan dañar las manos y las uñas. Se recomienda que tras mojar las manos, siempre se utilice una crema hidratante para restablecer el equilibrio de la piel.

 

El esmaltado de uñas, siempre que se utilicen productos y, sobre todo, quitaesmaltes, de calidad, puede resultar un buen aliado para proteger y endurecer la uña, pero también hay que darles respiro y dejar pasar algunos días sin pintarlas. En cualquier caso, sobre todo si la causa no es médica, es conveniente llevar un tratamiento endurecedor como `grow stronger´, un producto que dará a tus uñas las vitaminas y minerales necesarios para que luzcan sanas y fuertes.

 

Y por supuesto, mimos, muchos mimos, que puedes conseguir con toda la gama de cuidados essie: essie.es/ cuidados/ Con los productos que te ofrecemos, podrás realizar sesiones de spa y manicura en tu propia casa para que tus uñas luzcan espectaculares.

3 Responses to “Uñas sanas y fuertes”

  1. Adelina Puente

    Totalmente de acuerdo….cuidar las manos protegiendolas, hidratarlas y como guinda un buen esmalte como essie …y no se puede pedir más.

  2. BELEN BURSGOS MORCILLO

    LAS UÑAS LAS TENGO QUEBRADIZAS SE ME ROMPEN, LLEVO ASI MUCHOS AÑOS Y NO CONSIGO ENDURECERLAS, HE PROBADO DE TODO Y NO SE QUE HACER. QUE TRATAMIENTO USO Y QUE COLOR DE UÑAS ME IRIIA. GRACIAS

  3. essie

    Gracias Adelina 🙂 Así es.
    Hola Belén, para las uñas quebradizas te recomendamos ‘millonails’ y un tratamiento con aceite de aguacate. Precisamente hoy hablamos de ello en este post: https://goo.gl/8BgAHd
    El color lo dejamos a tu elección… ¡tienes más de 90 tonos para elegir!

Deja tu comentario