Exfoliar e hidratar, todo es empezar

Las manos son una de las partes del cuerpo más expuestas y que menos cuidamos. Y hacemos muy mal, ya que ellas también envejecen, pueden aparecer manchas y perder elasticidad . El paso del tiempo se nota en primer lugar en nuestro rostro, pero el segundo indicador son nuestras manos, así que hay que dedicarles  el mimo y el cuidado que se merecen.Si lo pensamos bien, pocas veces tenemos las manos quietas, son una parte esencial de nuestro cuerpo, una de las herramientas principales para llevar a cabo todas las tareas del día. Con ellas trabajamos, limpiamos, realizamos nuestros hobbies, acariciamos… y están continuamente expuestas. Los cambios de temperatura, los detergentes, la contaminación… todo ello las afecta y hacen que presenten un aspecto reseco, envejecido, con manchas… Por ello recomendamos encarecidamente que se les mime con sesiones de exfoliación e hidratación que le darán el aspecto saludable y joven que todas queremos.

 

El primer paso para tener unas manos más bonitas es la exfoliación. Nuestra piel se regenera cada cierto espacio de tiempo, la piel antigüa se va desplazando para dejar paso a la nueva. Lo que conseguimos con la exfoliación es eliminar las capas muertas de piel y dejar que aflore la más reciente. Hay que tener en cuenta que se debe realizar solamente una vez o dos a la semana porque si no podemos dañar la capa protectora natural que protege la piel de nuestras manos y, en pieles sensibles, comprobar siempre en una pequeña zona que no notamos irritación. Debemos utilizar un buen producto, como `starter scrub´ , el exfoliante revitalizante de essie. Es cremoso y muy fresco, dejará una sensación aterciopelada en tus manos y éstas estarán perfectamente preparadas para la hidratación.

 

La hidratación debe realizarse todos los días ya que aporta a la piel todo el agua que necesita para presentar un aspecto fresco y relajado. En este caso te recomendamos la crema `many many mani´, una fórmula de rápida absorción que dejará las manos suaves, lisas, confortables y sin sensación oleosa. Se debe aplicar con un masaje relajante para que penetre bien. Tened en cuenta que la hidratación debe ser exterior e interior, bebiendo el agua necesaria para nuestro organismo.

 

Última recomendación, dejaros mimar de vez en cuando y que os hagan una manicura spa en cualquiera de nuestros centros essie. Porque vosotras lo merecéis y las manos son vuestras cartas de presentación, no lo olvidéis.

Buscador de centros essie: https://goo.gl/10mR8q

 

 

 

 

Deja tu comentario