Cinco trucos para antes de la manicura

No todas tenemos el pulso y la pericia de una manicurista profesional, por eso, cada vez más acudimos a salones de uñas donde dejar nuestras manos y pies a buen recaudo. Es natural y práctico. Sin duda. El resultado no tiene nada que ver con lo que conseguimos en casa. Pero, ¿qué pasa cuando no tenemos tiempo de ir a un centro especializado?  Para esas ocasiones, te vamos a dar unos pequeños trucos que quizá no conocías y con los que conseguirás una manicura más que digna.  Te damos los mejores cinco trucos para antes de la manicura:trucos manicura1. Limpieza e hidratación: las manos deben estar muy limpias e hidratadas: es importantísimo preparar la piel y las uñas para el ritual de la manicura. Puedes usar los productos spa de essie, tanto el exfoliante como la crema dejarán tus manos perfectas. Te en cuenta que después de la hidratación las manos tienen que estar secas. Cualquier resquicio de humedad puede hacer fracasar nuestro trabajo.

2. Limar siempre en una misma dirección y con una lima adecuada. Ya hemos hablado en alguna ocasión de lo importante que es elegir una buena lima. Las metálicas son las más agresivas, y nuestra recomendación son las limas acolchadas, que tienen un grano de 100 a 200 con distintas caras y zonas de limado. Son ideales para conseguir un buen acabado, eliminar restos de limado y preparar la superficie para aplicar productos.trucos manicura

3. Cuidado con las cutículas: no nos cansamos de repetirlo, las cutículas no se cortan, se retiran y lo ideal es hidratarlas previamente para reblandecerlas y que la piel sufra lo menos posible. Para conseguirlo, essie tiene el mejor producto: ‘apricot oil

4. Protege la uña: en la manicura clásica essie el uso de una buena base es fundamental. Tiene hasta seis para elegir en función del tipo de uña que tengas. Es la forma más eficaz de evitar que la uña absorba el color esmalte.

5. No te salgas: Una de las cosas más difíciles a la hora de practicar una manicura amateur es no salirse y pringar de esmalte el borde de los dedos… para evitarlo te recomendamos que apliques un poco de vaselina justo en la piel que bordea las uñas, la grasa servirá como antiadherente. Otra opción es usar pegamento o cola de manualidades. Lo aplicas en en las cutículas con un bastoncillo de los oídos y esperas a que se seque, así podrás retirar los restos de esmalte después junto con el pegamento sin problema.

Con estos sencillos trucos conseguirás que la aplicación del esmalte en casa tenga un resultado mucho más profesional de lo que habías logrado hasta ahora. Otro día te contaremos algunos trucos más para la aplicación del esmalte. ¡No te lo pierdas!

 

Deja tu comentario