Maquillaje nude en rostro y uñas: lo natural es tendencia

Lo natural está de moda, y en términos de estética y belleza eso se traduce en maquillaje nude, una tendencia que cada vez es más mayoritaria y que abrazan celebrities de todos los ámbitos. Es un hecho: el maquillaje nude se lleva, pero ¿sabes de qué color hablamos cuando decimos ‘nude’? No, no es rosita claro o crema rosado (o sí). En realidad son todos, porque el nude es el color similar al tono de la piel, y por lo tanto va a venir definido por nuestra propia fisonomía.

El maquillaje nude enfatiza los rasgos que más embellecen el rostro proporcionando la sensación de naturalidad y el efecto “cara lavada”, que se consigue combinando las distintas tonalidades de la piel buscando perfeccionarla. Muchos expertos consideran el maquillaje nude el culmen del maquillaje pues embellece sin que se note, sin que se evidencien los rastros de maquillaje. Hay que practicar la sutileza para respetar la armonía natural de cada rostro, usando el maquillaje para ofrecer una imagen de fresca serenidad y dar luminosidad a las expresiones faciales.

Consejos para un perfecto maquillaje nude

 

A la hora de iniciar con éxito un maquillaje nude, lo primero que hay que tener en cuenta es que la piel es protagonista y que esta tiene que estar muy cuidada por lo que conviene hidratarla adecuadamente antes de nada. Después, recomendamos utilizar siempre una base de maquillaje neutra para unificar tu rostro y luego aplicar encima unos polvos traslúcidos para fijar la base. Nuestro consejo es que elijas siempre un color en sintonía con el tono natural de tu piel, que puede ser más rosado, melocotón, dorado o tostado.

Una vez hemos maquillado el rostro, nos detenemos en cada uno de los elementos de la cara para lograr un perfecto maquillaje nude. Empezamos por los ojos, para los que hay que evitar los excesos, prescindir del eyeliner y sustituirlo por sombras en tonos suaves y bien difuminadas por el párpado para que el contraste sea muy tenue. En cuanto a las pestañas, es mejor dejar el negro o los tonos más intensos para otra ocasión. Podemos usar un rizador de pestañas y una máscara transparente, así conseguiremos un efecto más limpio sin renunciar a enfatizar la mirada. Y llegamos a los labios, que retocaremos con un labial en un tono lo más similar al color natural de nuestros labios, mejor con un acabado cremoso que además hidratará los labios o incluso con un poco de brillo que les dará un toque fresco y sensual.

Es muy importante seleccionar tonos de la misma paleta, sin salirnos de una gama concreta, así como saber usar adecuadamente los puntos de luz de nuestro rostro. De esta forma podemos aplicar colores más oscuros para generar contornos y los más claros para atenuar sombras o generar sensación de volumen, mejorando la expresión facial, pero de forma discreta y armónica.

Las uñas se suman a la tendencia nude

 

Como no podía ser de otra manera, en essie somos plenamente conscientes de este auge del maquillaje nude y tenemos la respuesta para adaptar tus uñas a esta tendencia. Para lograr un look nude armonioso y natural de la cabeza a los pies, os proponemos dos opciones pero ambas partiendo de cuidado y la hidratación como base principal. Como sabemos, tener las uñas y las cutículas sanas e hidratadas es prioritario antes de iniciar cualquier manicura, y más aun si la naturalidad es la clave, por eso empezamos con el tratamiento ‘apricot oil‘, aplicándolo en el contorno de la uña y masajeando para nutrir bien y ofrecer un aspecto de suavidad aterciopelada.

Si quieres el aspecto más natural posible para tus uñas, te aconsejamos usar treat, love and color, nuestro primer producto de tratamiento y color en un solo paso. Se trata de un producto  que combate la fragilidad de tus uñas con un toque color. Gracias al colágeno y a las propiedades del aceite de camelia, protege tus cutículas, repara e hidrata tus uñas frágiles y las ilumina con un toque de color.

Otra opción es decantarte por una manicura francesa, que no solo es un clásico que no pasa nunca de moda, sino que al imitar la forma natural de la uña resulta ideal para completar nuestro perfecto maquillaje nude. En esta ocasión, te recomendamos usar el esmalte ‘vanity fairest‘, un delicioso rosa pastel. Aplica dos capas de este tono justo después de la base, y traza la línea con blanc‘, el blanco de alta cobertura ideal para la manicura francesa. Y por supuesto, no te olvides del top coat para sellar bien y rápidamente tu manicura. Puedes usar cualquiera de los de nuestra gama.

Además de estas dos formas de sumar las uñas a tu maquillaje nude, en essie tenemos muchas posibilidades de colores que encajan con la tendencia nude: desde el delicado y elegante arena ‘sand tropez‘ al rosa tímido de ‘not just a pretty face‘, pasando por un beige tan inspirador como ‘master plan‘… además, dentro de poco tendremos alguna sorpresa en ese sentido 😉 ¡Estate atenta y no te pierdas lo más novedoso en maquillaje nude para uñas de la temporada!

Deja tu comentario