Ilumina tu Navidad

¡¡Cámaras, luces, y… Navidad!! Con el encendido de la iluminación navideña en las calles damos por inaugurado esta época de fiestas, comidas, regalos, más comida, felicidad, amigos, familia, mucha más comida… Iniciamos un periodo en el que hay que estar perfecta en cada noche de celebración, con un look de infarto y unas uñas pensadas para convertirte en la Mamá Noel o Reina Maga más glamourosa. ¡Encendemos la Navidad!Las luces son uno de los elementos más reconocibles de la Navidad. Miles de luces brillantes  en todas las ciudades y localidades de nuestro país nos recuerdan la ilusión, la magia, la felicidad que nos invade cada diciembre. Esta costumbre de sacar la decoración de las casas a la calle para recrear el ambiente familiar y entrañable de estas fechas se instauró a principios del siglo XX  y, desde entonces, es una tradición que mantenemos año tras año. Balcones, farolas, fachadas, de manera pública o particular, quedan engalanados por múltiples bombillas de colores con formas relacionadas con la Navidad: árboles, estrellas, renos, mensajes de ¡Feliz Navidad!… todo vale si es para deslumbrar a los paseantes y para que los niños señalen hacia ese cielo de destellos con la carita llena de asombro, nerviosismo y felicidad. La Navidad es una época que fascina a los más pequeños de la casa… y que a los mayores nos hace revivir nuestro lado más infantil.

 

Las luces marcan nuestro ritmo, nos llevan a entrar en cafeterías para tomar un té con unas ricas galletas de jengibre, a un comercio lleno de guirnaldas y árboles con bolas relucientes… pero también pueden indicar que ya llegó una época un pelín estresante… cenas y comidas familiares que en más de una ocasión nos toca preparar a nosotras, regalos para la suegra, la prima, el cuñado… Está claro que podemos tener motivos para el estrés y los nervios, pero, ¿no habíamos quedado en que este es un periodo para exteriorizar nuestro lado más infantil? Relájate, mira las luces llenas de parpadeos y dedícate tu tiempo… Arregla tu piel, tu pelo, cuida tus manos y prepárate para iluminar tu Navidad.

 

Te proponemos un plan que seguro que te encanta. Tras dejar el pavo, el cordero o el besugo en el horno, colocar la última figurita del Belén y la mejor bola del árbol, a la vuelta de la compra del último regalo, siéntate en el rincón más cómodo de tu casa y dale a tus manos una buena sesión de spa: exfoliante, hidratante, cuidado de tus cutículas… Elige un color bien navideño, a juego con las luces que rodean tu árbol, con las que ves a través de la ventana, y pinta tus uñas para triunfar. Te proponemos tres tonos que seguro que consiguen que tu espíritu navideño se venga arriba:

1. `Stylenomic´: Verde oscuro como el muérdago o las ramas del árbol.

2. `Russian roulette´: Rojo brillante como el gorro de Papá Noel con sutiles matices anaranjados.

3. `Shearling darling´: Caoba algo oscuro del que te enamorarás a primera vista.

 

Sella tu manicura y aplica un tratamiento de secado rápido para poder continuar con las tareas navideñas, que ahora verás con otro ánimo, observa tus uñas y siente la magia de estar y sentirte guapa. Porque tú iluminas la Navidad.

 

Deja tu comentario