El síndrome de las uñas amarillas y cómo tratarlo

Algo que todos hemos visto en una persona cercana, un vecino, un familiar, un amigo, una persona en el metro y que nos ha llamado la atención: unas uñas gruesas y amarillentas. Y nos hemos dicho: qué uñas tan… raras, ¿por qué las tendrá así? ¿cuál es la causa de las uñas amarillas?

Estamos ante el síndrome que podemos llamar de las uñas amarillas cuando se dan algunas de las siguientes características: la uña es más gruesa de lo normal y su borde puede volverse oscuro y grisáceo. Crecen más lentamente de lo habitual. Como consecuencia de este crecimiento lento se pueden producir líneas o estrías. También puede suceder que la curva de la uña sea exagerada. En este caso, todas las uñas suelen estar afectadas. Algunas de las uñas pueden también presentar onycholysis, es decir, se produce una separación entre el lecho de la uña y la matriz, la cutícula es inexistente.

Aunque la causa precisa de su aparición se desconoce, se piensa que existe un componente genético importante. En la mayor parte de las ocasiones en el que este síndrome aparece, existen predisposiciones que indican un bloqueo del sistema linfático que impide que el propio líquido linfático circule correctamente en el brazo o la pierna.

Desafortunadamente no existe un tratamiento específico para este tipo de irregularidad. No obstante, si existe un diagnóstico médico que permita tratar alteraciones internas que puedan estar estrechamente ligadas a este problema, el hecho de tratarlos puede aportar una mejora consecuente visible al exterior, es decir, en nuestras uñas.

En caso de sufrir este tipo de afección, lo que recomendamos es acudir al médico para intentar comprender y buscar qué causas pueden estar ligadas a ello para aportar una solución eficaz. Lo que no impide hacerse una manicura, ponerse todos los colores que nos apetezcan y disfrutar de nuestras uñas en toda ocasión.

En essie disponemos además de un producto que ayuda a paliar un poco este problema: ‘brilliant service, blanqueante para uñas. Se trata de un tratamiento blanqueante de aplicación en casa con resultados profesionales: reduce la decoloración y las manchas. Para un resultado óptimo, aplicar una vez al día entre dos y tres semanas.

 

×

Los comentarios están cerrados.