Aguacate, bueno por dentro y por fuera

El aguacate está de moda. Es el ingrediente perfecto para las ensaladas, ahora que llega el buen tiempo y es además un elemento natural cada vez más valorado para la cosmética. Hoy en essie, te contamos sus propiedades, formas de uso y algún que otro truquillo.

EL D.I.Y. (Do It Yourself o ‘haztelo tú mismo”) es una tendencia más que asentada, y si antes se tenía como aliado al pepino, ahora lo que se lleva es el aguacate. Y es que estamos ante una fruta que es rica en ácidos grasos omega 3 (0,16 gr/ 100 gr), grasas monosaturadas (13,09 gr de ácido oleico) y vitamina E (entre 2 y 3 mg, cerca del 25 % de la cantidad diaria recomendada). Estas propiedades, aplicadas en la piel, a las uñas o al cabello, aportan elasticidad, reducen la sequedad y evitan el envejecimiento prematuro provocado por el sol.

Lo más básico para usar el aguacate en cosmética natural es una mascarilla capilar que también puede aplicarse en las puntas de los dedos para mejorar uñas y cutículas. La elaboración no es muy diferente de la de un guacamole (sin tomate y sin cebolla, claro) y al igual que para el plato es determinante que el aguacate esté en su punto: ni muy verde ni muy pasado. Una vez que tienes la papilla de aguacate hecha, la aplicas en el cabello o en la punta de los dedos y dejas actuar unos 15 minutos. Cuando lo retires, notarás la diferencia: melena y uñas más hidratadas y nutridas.

En essie, además, te recomendamos completar el tratamiento en manos y uñas con many many mani, una crema hidratante intensiva que dejará tus manos suaves, lisas y confortables sin sensación oleosa, y apricot oil, aceite de albaricoque para que tus uñas  y tus cutículas estén más sanas que nunca.

¡Piel, pelo y uñas, preparaos para la invasión del guacamole!

Deja tu comentario