Tipos de lima: ¿Cómo encontrar la lima adecuada?

Con la gran variedad de limas que hay en el mercado, ¿cómo encontrar la lima adecuada? En essie te explicamos la utilidad de cada una de ellas para que puedas disfrutar de una perfecta manicura casera.

El tipo de grosor de la lima es uno de los factores clave a la hora de decir qué lima escoger. En función del grueso y largo de la uña decidiremos qué granulado elegir. Cuanto más alto es el número del grano, más fina es la lima. Por lo tanto, los números entre 80 y 120 son recomendables para uñas de gel o acrílicas, mientras que un grano fino de entre 150 y 180 sería lo ideal para rebajar las uñas naturales.

El material es otro factor importante a tener en cuenta, ya que una lima mal elegida o demasiado dura puede dañarnos la uña.

Las limas de cartón o madera revestidas en papel de limado son las más utilizadas ya que son prácticamente de un solo uso. Este tipo es perfecto para dar forma y eliminar la primera capa de durezas.

Los bloques pulidores te ofrecen 4 en 1: lima, alisa, pule y da brillo. Su última cara deja un brillo natural listo para aplicar color.

Las limas de cristal están haciéndose un importante hueco en el mercado y son las más utilizadas en centros de estética por ser las que más cuidan la uña. Aporta un limado extra fino y sirve tanto para uñas naturales como acrílicas o de gel.

Las limas minerales, menos conocidas, están hechas para uñas sensibles y quebradizas por su limado extra suave.

Las limas de metal son poco recomendables porque puede provocar que la uña se capee o se quiebre.

Tipos lima uñas 2

 

Recuerda limar las uñas siempre en la misma dirección para evitar que se debiliten. Hazlo firme pero suavemente e inclínala levemente debajo de la uña. Para cuidar tus uñas al completo essie cuenta con una completa gama de productos tanto para la base como para el sellado después del color. ¿Ya tienes tu lima? Ahora sólo te queda elegir un color essie para lucir una manicura profesional.

 

 

Deja tu comentario