Olvidamos a menudo que nuestras manos dicen mucho de quien realmente somos. Y no solo por su aspecto, si están cuidadas, con esmalte de color vivo o natural, si llevamos las uñas largas, cortas, cuadradas  u ovales… Nuestras manos dicen mucho más de nosotros, de quienes somos, cómo somos, y descubren lados de nuestra personalidad que se vuelve visibles para, únicamente aquellos que aprenden a leer ese lenguaje sutil. 

Nuestras manos son un precioso medio de conocernos mejor a nosotros mismos. Cada una de ellas es diferente y no dice la misma cosa. La mano izquierda: desvela nuestras cualidades innatas y nos dice como somos en la intimidad.

La mano derecha : muestra nuestra manera de comportarnos ante los demás y en nuestro trabajo y revela también lo que ya hemos hecho.

Las estadísticas nos dicen que los zurdos son más apropiados para ciertos dominios. Su mano dominante va guiada por el hemisferio derecho del cerebro, la cual trabaja de una manera más creativa.

¿Sabes si eres un zurdo que se ignora?

Un simple test te permitirá saberlo: solo necesitas aplaudir y observar qué mano se mueva activamente  y qué mano sirve de caja de resonancia. Si golpeas la mano izquierda contra la derecha, y ésta queda pasiva, entonces eres zurdo.

¿Y si apludes con las 2 manos como los niños?

Entonces puede que se trate de una personalidad casi o completamente realizada, o que hayas podido estar desestabilizado muy joven en tu lateralidad, es decir, que te han obligado a ser diestro.

¡Pon a prueba tu feminidad!

Pon tus manos sobre la mesa y observa el lardo de tu dedo indice, luego de tu dedo anular. Por regla general, estos dos dedos, en las mujeres, tienen el mismo largo. En los hombres, el anular suele ser mas largo que el indice. Cual es la causa? La testosterona, la hormona masculina que favorece el crecimiento del dedo anular…

De esta manera, si vuestros dedos índices son más cortos que vuestros anulares, tenéis probablemente un temperamento menos dulce y suave… en definitiva, un poco más masculino.

Los cuatro elementos que marcan vuestras manos. La forma de vuestras manos, que en principio no cambia a lo largo de la vida, nos revela la manera en la que afrontamos el mundo.

La mano de tierra : pragmática y realista 

Si la palma de vuestra mano es cuadrada, con pocas líneas y los dedos más bien cortos, vuestra mano no tiene miedo de coger las cosas con firmeza. Suelen ser personas prácticas, pragmáticas, realistas que cogen el toro por los cuernos. Si vuestras manos se identifican con este grupo, os viene bien aprender a gestionar vuestro stress y evitar el sobrepreso.

La mano de agua : emotiva y dulce

Vuesta palma es rectangular y vuestros dedos largos. Este es una mano sinónima de dulzura y suvidad. Le gusta el contacto y las caricias para exprimir las emociones. Si tenéis manos de agua, vuestra sensibilidad os hace ser a veces vulnerables ante problemas psicológicos, nerviosos y a las alergias también.

La mano de aire : viva y activa

Vuestra palma es cuadrada, similar a la de la mano de tierra pero con los dedos largos, como los de la mano de agua.  A este tipo de mano le gusta el movimiento, la acitividad y los gestos en el aire. Pertenece a personas vivas, activas, a las que no les gusta la rutina y que tienen una necesidad constante de cambio e inspiración. Si vuestras manos se corresponden con este tipo, tenéis menos tendencia al stress.

La maino de fuego : dinámica y apasionada

Vuestra palma es rectangular, como la de la mano de agua, peros los dedos son relativamente cortos y están todo el tiempo moviéndose, como si se tratara de llamas de fuego. Si vuestras manos son de fuego, sois una persona muy dinámica, activa, hasta incluso hiperactiva. Estáis constantemente a la búsqueda de nuevos desafíos, sois apasionados y no podéis quedaros parados. Os gusta hacer avanzar las cosas y os cuesta soportar la rutina.

Entonces, ¿ya sabéis de qué tipo es la vuestra?

 

Fotos : Fafafa, Raynas, Archivistes,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>